viernes, 22 de septiembre de 2017

Tecnología a la medida


Tecnología a la medida


Por: Daniel Vargas
“Quien no evoluciona está condenado a desaparecer”. Esta afirmación, cuyos orígenes se remontan a Charles Darwin, hoy en día cobra sentido no sólo dentro la evolución de las especies, sino dentro de la industria y en general en toda actividad económica y comercial.
La explosión tecnológica de las últimas décadas en el mundo, en áreas como las comunicaciones y la automatización, han contribuido al desarrollo comercial de las empresas de manera directa, mejorando no sólo procesos de elaboración de productos sino en general los de toda la cadena productiva.

Las personas encargadas de los presupuestos en las compañías son cada vez más conscientes de que la inversión en desarrollo y tecnología son ítems de gran importancia a la hora de sobresalir y permanecer en el mercado. De la misma manera, empresas dedicadas a crear mejoras tecnológicas han diversificado sus portafolios de servicios con el fin de cubrir un mayor número de industrias y dar soluciones más completas para estas.
En términos logísticos los esfuerzos de implementación tecnológica están dirigidos principalmente al flujo físico y de información, el primero referente a la trasformación de materias primas, almacenamiento, transporte y en general a todo lo referente con la parte tangible del negocio; y el segundo con los datos y la comunicación principalmente.
Estos dos elementos coordinados e implementados correctamente pueden lograr un gran aumento en la capacidad y competitividad de una empresa, sea cual sea su actividad económica. De esta forma se puede hablar de un sistema logístico integrado en donde todo está pensado para lograr los objetivos de una compañía al menor costo posible.
Muchas empresas que quieren estar siempre a la vanguardia en términos de tecnología pueden cometer el error de gastar grandes cantidades de dinero en desarrollos de punta que están por encima de sus necesidades, por lo cual es muy importante para éstas no dejarse llevar por modas o tendencias, por lo contrario, la implementación de nuevos equipos o estrategias debe responder en realidad a una juiciosa evaluación de los requerimientos y la mejora o contribución que el cambio pueda traer.
De acuerdo a Ángel Vélez Marticorena, director de Atos Origin, en el documento “Tecnología e innovación logística”, la tecnología brinda varias oportunidades entre las que se encuentran las siguientes:
  • La relación entre marketing y logística. Cuando el marketing influye en la demanda y el modelo de gestión logística maneja la demanda como la entrada fundamental; la integración marketing-logística genera múltiples posibilidades para impulsar la venta.
  • La planificación de los procesos logísticos en cadenas logísticas gestionadas a partir de datos fiables y actualizados permite grandes beneficios. A partir de la previsión de la demanda se puede planificar de forma global el aprovisionamiento, el transporte, la producción y en general los demás elementos que constituyen la cadena logística.
  • La evolución de los sistemas automáticos de manutención (mayor rendimiento y fiabilidad) y de los algoritmos de cálculo matemático están impulsando una nueva era de automatización logística.
  • La trazabilidad de los procesos logísticos y de transformación de productos que serán en algunos casos una obligación legal y en otros el requerimiento más amplio de calidad y control del servicio.
  • La colaboración entre clientes, proveedores, operadores y entre los distintos componentes de la cadena de suministro o de valor, es uno de los principales elementos de innovación logística, de mejora del costo y del servicio. Aunque depende en gran medida de la creatividad a la hora de la implementación de nuevas tecnologías, estas son algunas de las grandes oportunidades que se presentan a las empresas y a los participantes dentro de una cadena productiva para mejorar su labor.

Algunas posibilidades

En la actualidad existen varias posibilidades innovadoras en el mercado que, a partir de la tecnología, facilitan algunas de las tareas de las diferentes empresas.
Praco Didacol Colombia, con su división de maquinaria pesada Komatsu, comenzó a implementar el sistema de monitoreo satelital de maquinaria Komtrax en noviembre de 2008, como parte del programa de Planificación de Servicio Praco Didacol, PSPD.
El sistema consiste en que a través de una antena y múltiples censores instalados en las diferentes máquinas, se tiene información permanente del funcionamiento de los vehículos tales como motor encendido, movimiento de la maquinaria, aspectos técnicos, de prevención y mantenimiento, horas reales de trabajo, entre otros.
Este monitoreo permite a las personas encargadas de las operaciones saber, por ejemplo, si sus maquinas están siendo manipulas en los horarios correspondientes y si estas presentan algún tipo de anomalía en su funcionamiento.
Para Juan Fermín Restrepo, Vicepresidente de Operaciones de Ladrillera Santafé, estas son sólo unas de las virtudes del nuevo sistema ya que, adicionalmente, en términos de logística se reduce considerablemente el tiempo en desplazamientos hacia los diferentes sitios de trabajo para supervisión de la maquinaria.
Por otra parte, según Restrepo, el sistema permite condensar mucha información que anteriormente era consignada en carpetas en un solo sitio, ya que cuenta con una base de datos donde se almacenan las diferentes actividades y registros que se generen durante la operación de los vehículos.
Organizaciones como IBM, especializadas en herramientas tecnológicas, no sólo dan a sus clientes herramientas que les permitan maximizar sus recursos y elevar su competitividad y productividad, sino que realizan un acompañamiento durante el proceso que va desde evaluar cuáles son las necesidades de sus consumidores hasta la implementación de la tecnología más adecuada para estos.
Para Carlos Pedro Fernández, Business Solution Professional Consumer Products Industry de IBM Argentina S.A., el principal objetivo es poder adquirir tecnología relevante para cada empresa, es decir, que responda a sus necesidades y que no las sobrepase tanto funcional como económicamente, ya que lo que en principio es presentado cómo una solución puede llegar a convertirse en una mala elección y en despilfarro de presupuesto.
La gracia está en lograr establecer las herramientas con las que se cuenta y las necesidades a resolver, para sacarle el mayor provecho posible a las soluciones que se implementen.
En el mismo sentido Andrés Estaban Carabio, Supply Chain Management Leader Spanish South America de IBM Argentina S.A., cree que el reto es dar un giro en torno a la cultura de los empresarios que piensan que tener lo último en tecnología les dará niveles de productividad más altos.
No se trata sólo de gastar dinero en los recursos más innovadores, sino de poder sacar el mayor provecho a estos. No sirve de nada tener pistolas lectoras de códigos de barras si se utilizan sólo para cosas como inventariar los muebles de la empresa.
En conclusión, las soluciones tecnológicas deben ser la suma de una estrategia con bases sólidas y de las herramientas, ya que ninguna por si sola puede lograr objetivos corporativos ambiciosos que se reflejen en la competitividad de las organizaciones.

Fuente: https://revistadelogistica.com/actualidad/tecnologia-a-la-medida/

No hay comentarios: